¿Por qué la competencia en telecomunicaciones beneficia al consumidor? - NewsRoom AT&T

Noticia de Corporativas

Regresar

¿Por qué la competencia en telecomunicaciones beneficia al consumidor?

Compartir:

Antes de que AT&T llegara a México, una sola empresa concentraba la mayor parte de los usuarios móviles, afectando principalmente a los consumidores con una escasa oferta de productos y servicios innovadores, poca disponibilidad de redes 4G y precios muy superiores al promedio de países con niveles de desarrollo similares a México.[1]

 

Hace más de 5 años, la autoridad regulatoria (IFT) comenzó un nuevo esfuerzo para balancear la estructura de los mercados de telecomunicaciones a través de medidas asimétricas impuestas al agente preponderante, definido como aquél que concentra más del 50% del tamaño del sector.

 

A partir de la puesta en marcha de ese nuevo marco regulatorio, AT&T llegó al país con una importante inversión que permitió que los precios de telefonía móvil se redujeran más del 40%, según datos del IFT.[2]

 

De pronto un nuevo jugador buscaba que cada vez más personas estuvieran conectadas a Internet, beneficiándose de la tecnología y mejorando sus vidas a través de ella. Tan solo en los últimos 5 años, 56 millones de personas que antes no habían tenido acceso a internet se convirtieron en usuarios de esta herramienta de igualdad, pasando de 27 a 83 millones de personas conectadas.[3]

 

Hoy, AT&T beneficia a 238 ciudades en el país con la red 4G LTE, esto significa que casi 100 millones de mexicanos tienen acceso a una red que les permite navegar, descargar y conectarse a una velocidad hasta 6 veces más rápida que con 3G.

 

Además, AT&T fue el primer operador en ofrecer productos de última generación a pagos de hasta 36 meses sin necesidad de contar con historial crediticio, algo muy importante en México, en donde según datos del INEGI, 32% de la población adulta no contaba hasta 2018 con ningún producto financiero.

 

Pero aún con los avances logrados, la concentración que una sola empresa tiene en el mercado continúa. Hoy, el agente preponderante sigue teniendo 7 de cada 10 usuarios móviles, más del 65% de tráfico, más del 70% de ingresos y más del 100% de EBITDA.

 

La regulación en México ha estado orientada a promover la competencia y atraer más inversión e innovación. Si bien se han dado pasos importantes, la diferencia estructural es aún muy grande.

 

 Una competencia efectiva resultaría en más y mejores servicios para más personas y esto solo será posible con medidas asimétricas más rigurosas que permitan tener una “cancha pareja” para todos los competidores de  telecomunicaciones. Los primeros meses del 2020 serán clave para lograrlo.



[1] En 2012, la OCDE estimó que el daño al consumidor debido a la falta de competencia en telecomunicaciones en nuestro país fue igual al 1.8% del PIB anual.

[2] Banco de Información de Telecomunicaciones, IFT.

[3] Líneas de Banda Ancha Móvil (2013 y 2018), Banco de Información de Telecomunicaciones, IFT.