¿Qué pasaría en 24 horas sin conectividad? - NewsRoom AT&T

Noticia de Tendencias

Regresar

¿Qué pasaría en 24 horas sin conectividad?

Compartir:

Suena la alarma de tu celular en punto de las 6:00 AM y te levantas como todos los días. Te bañas, desayunas y te preparas para ir al trabajo. Abres la app para pedir tu transporte y ¡sorpresa! No hay internet. Logras llegar a tu oficina y te das cuenta que no hay internet en ningún lado.


Un día sin conectividad impactaría a nivel mundial en cada uno de los sectores que podamos imaginar: retrasos en logística y comercio, servicios e industrias sin poder operar, pérdidas millonarias, transacciones bancarias no concluidas, miles de viajeros sin poder tomar un solo vuelo…


Si estuviéramos un día entero sin conexión empezaríamos por ver el impacto en las pérdidas económicas. En México, se perderían cerca de 6 millones de pagos por medio de tarjetas en comercios tradicionales y comercio electrónico, por citar un ejemplo[1].


A nivel mundial se impactaría al sector financiero y económico con pérdidas millonarias en ventas. Tan solo una  reconocida compañía estadounidense de comercio en línea, genera cerca de 120 millones de dólares[2] diarios y en la industria de viajes se registran alrededor de 14 millones de traslados diarios por medio de aplicaciones de transporte[3].


La afectación directa a los usuarios no sería menor. El primer cálculo de usuarios de internet se hizo en 1996, con un resultado de 40 millones. En 2013 el número había ascendido a 2,500 millones. Para diciembre de 2018 se registraron 4.1 billones de usuarios de internet en el mundo, de los cuales 3,700 millones se conectaron de a través de su teléfono móvil3.


Cada día se envían más de 293 mil millones de correos electrónicos y alrededor de 54,720 millones de mensajes por  WhatsApp[4]. Esto se suma a 500,000 fotos en Instagram y 500 millones de tweets, en promedio.[5]


Hablando de streaming, un día de transmisión de series o películas representa 164.8 millones de horas en contenidos (o 500 millones de GB[6]) a las que los usuarios dejarían de tener acceso.


Estos datos ofrecen un ejemplo que permite dimensionar cómo la conectividad se ha convertido en el centro de las comunicaciones. Desde su llegada a México en 2015, AT&T ha invertido más de $9,000 millones de dólares para crear la red más confiable y seguir abriendo posibilidades de crecimiento para las personas y los negocios en el país.