Blog de Ejecutivos

El papel de las telecomunicaciones en la reactivación económica

Compartir:

La pandemia por COVID-19 ha creado una disrupción en el comercio mundial, teniendo un retroceso del 14.3% en el 2T20 vs 2T19[1], y cambiando profundamente la estructura de la sociedad, los mercados y la economía.

En el primer semestre de 2020, la economía del país se desplomó en 10.1% contra mismo periodo en 2019 y; sin embargo, el PIB del sector de las telecomunicaciones creció 6.9%[2], debido en gran parte al aumento en accesos de internet de banda ancha, tanto móvil como fijo.

De acuerdo al Banco de Información de Telecomunicaciones del Instituto Federal de Telecomunicaciones (BIT)[3], los accesos de internet de banda ancha móvil crecieron 4.6% en el primer semestre del 2020 en comparación con primer periodo del 2019. En lo que se refiere al tráfico de datos móviles, crecieron 44% en el mismo periodo.

Lo anterior se refleja en el tráfico de datos en las redes de AT&T México, donde hubo un crecimiento exponencial en aplicaciones colaborativas, de entrega de comida, videojuegos, de redes sociales y en plataformas de contenido.

La transformación dinámica de la sociedad y la economía ha generado que el uso de las telecomunicaciones cambie, acelerando rápidamente la transición a la economía digital, clave para la reactivación económica debido al impacto transversal de la conectividad sobre otros sectores. De acuerdo con el Banco Mundial, un aumento del 10% en la penetración de banda ancha incrementaría el crecimiento del PIB en 1.38% en países emergentes como México[4].

En el actual contexto económico, las inversiones representan una paradoja para las empresas, ya que hay menos recursos derivado de la caída en ingresos y utilidades; sin embargo, en medio de esta recesión económica, la industria de telecomunicaciones está consciente de la necesidad de mantener los niveles de inversión históricos para desplegar nuevas tecnologías, como lo ha venido haciendo en México AT&T desde el 2015, con una inversión que supera a la fecha casi diez mil millones de dólares y una red que cubre a casi cien millones de usuarios.

Esta inversión ha permitido brindar conectividad a la población abriendo la posibilidad, por ejemplo, de dar clases y consultas médicas a distancia y que los negocios continúen operando.

Mientras salimos de esta crisis y comenzamos el proceso de recuperación económica, las economías dependerán cada vez más de las tecnologías digitales para impulsar su crecimiento y reactivación.

 

[1] Organización Mundial de Comercio

[2] INEGI

[3] IFT

[4] Banco Mundial